top of page
  • mouhasson

Diversidad: Un motor para la innovación.

Observa a las personas que te rodean en el trabajo. ¿Qué puedes notar? Pues que todos somos diferentes, columna de Drew Boyd, co-autor del libro “Inside the Box: A Proven System of Creativity for Breakthrough Results”.

La columna en inglés la puedes encontrar haciendo click aquí.


Las apariencias no son lo único que nos diferencia, en realidad son los puntos de vista y los antecedentes únicos que aportamos, los que pueden ayudar a impulsar la creatividad dentro de tu ambiente laboral. La diversidad es un excelente motor de creatividad, y cuando se convoca un equipo a una sesión de ideación o trabajo, es muy importante que esté presente.

Tener diversidad en los siguientes tres aspectos será un excelente punto de partida. Primero, diversidad funcional. Después, diversidad de género. Y, por último, diversidad cultural.


Cuando convocas personas a una sesión de ideación, recomiendo conseguir participantes de al menos estos tres departamentos. En primer lugar, necesitas gente de marketing, aquellos que pueden ayudar a identificar si una idea tiene o no potencial. Ellos filtrarán cualquier idea que no encaje en el mercado que buscas alcanzar. También necesitas técnicos. Los y las que entienden cómo funcionan tus productos y servicios, estas personas son quienes ayudarán a identificar las ideas que no son viables. Pueden ser grandes ideas, pero no servirán si técnicamente no se pueden hacer. Por último, necesitas personas centradas en el cliente, que tratan con ellos todos los días. Por ejemplo, gente de ventas y post-venta, esas personas que defienden al cliente, son las que ayudarán a identificar las ideas que más resonarán entre ellos.

En conjunto, estas tres perspectivas te ayudarán a responder a las preguntas: ¿lo querrán nuestros clientes? ¿Podemos hacerlo? y ¿Cómo lo comercializamos?


Considerar diversidad de género en un equipo también es muy importante. Las investigaciones sugieren que los hombres tienden a generar ideas más arriesgadas, mientras que las mujeres tienden a crear ideas más prácticas. Cuando trabajan juntos, estos sesgos tienden a compensarse y se obtienen ideas interesantes y prácticas a la vez.

Por último, hay que asegurarse de que en el equipo exista una buena diversidad cultural. Las personas con diferentes orígenes ayudarán a crear ideas o a adaptarlas para que sean aplicables en diferentes regiones del mundo. Es más, sin diversidad cultural, es probable acabar creando ideas que quizás sólo sean apropiadas para un determinado segmento o nicho.


En conclusión, la diversidad impulsa la creatividad. Los equipos diversos ven nuevas posibilidades, se responsabilizan mutuamente de aportar lo mejor de sí mismos. Y ayudarán a potenciar de la mejor manera la creatividad en tu ambiente laboral.


Luego de leer esta breve columna, vuelve al inicio y observa a las personas que te rodean en el trabajo. ¿Notas diversidad?

27 views0 comments

Comments


bottom of page